Siembra de Trigo: En la fecha justa

Se acerca la época de siembra de los cultivos de invierno y la elección de qué material vamos a poner en la tierra, es la primer gran decisión que debemos de tomar en el ciclo productivo. 

Desde el equipo de Data Science de SIMA, hemos elaborado este informe de análisis donde vemos el comportamiento de algunos materiales de trigo y cómo se ven afectados los ciclos y los rendimientos.

Para la realización de este trabajo utilizamos la información generada por los usuarios de SIMA durante la campaña 2019/2020.

Efecto de la época de siembra en el largo de ciclo

Fuente: Equipo Data Science SIMA

Sin tener en cuenta las variedades ni las zonas de producción, a medida que avanzamos en la fecha de siembra, los ciclos de los cultivos se acortan. En este sentido, cuando nos atrasamos, desde la semana 22 hasta la semana 30, los ciclos se acortan en algo más de 40 días aproximadamente. Para tener referencias, la semana 22 del año 2020, abarca desde el 25/5 al 31/5, mientras que la semana 30 del año está comprendida desde el 20/7 al 26/7.

Variedades, largo de ciclo y producción

Si bien a medida que nos atrasamos en la época de siembra los ciclos de los cultivos se acortan, hay variedades que se adaptan mejor a los atrasos en la fecha de siembra, mientras que hay variedades que sienten mucho este atraso.

Variedad BASILIO
Variedad CEIBO
Variedad ALGARROBO
Variedad Baguette 750

Estas 4 gráficas muestran cómo es el comportamiento de cada variedad en función de la época de siembra. En ellas podemos observar cómo cada variedad tiene una fecha de siembra que le permite obtener mejores rendimientos. 

En este sentido, DM Algarrobo, pareciera ser más plástica en relación a la fecha de siembra, en tanto que para Baguette 750, el atraso de la siembra tiene un impacto más significativo.

Otra situación es la que se puede observar en materiales como Basilio, donde hay una ventana óptima de siembra, y por fuera de ella, los rendimientos se pueden caer de forma significativa.

Consultamos a Francisco Ayala de Bioceres, quien nos comentó: “la variedad Basilio, es exigente en la época de siembra”, en este sentido, nos explicó que en la zona núcleo, “la ventana de siembra va desde el 10 de Mayo al 10 de Junio, con una fecha óptima que va desde el 20 al 30 de Mayo, la caída en los rendimientos será mayor o menor dependiendo de las condiciones del año”.

En el caso de Ceibo, su mejor comportamiento pareciera que se obtiene con siembra más tardías.

Jerónimo Costanzi, gerente de Desarrollo de Grupo Don Mario, nos explicaba que las 2 variedades del semillero analizadas en este trabajo (Algarrobo y Ceibo), “tienen una muy buena adaptación a las fechas de siembra y a las zonas trigueras del País”.

La zona también juega

Rendimiento para la zona de Entre Ríos

En el gráfico podemos ver cómo las variedades se van adaptando a la zona. En este caso, para la zona de Entre Ríos, se aprecia el rendimiento de la variedad Ceibo, quien tuvo (para esta campaña que analizamos) un mejor comportamiento en términos de rendimiento que la variedad Algarrobo.  Además los datos muestran que Algarrobo, logra los mismos potenciales de rendimiento que Ceibo pero en fechas más tempranas.

Por otro lado, creemos necesario desarrollar cómo se afectan las mismas variedades para otra zona de siembra como puede ser el Norte de la Pampa y Oeste de Bs. As.

Rendimiento para norte de La Pampa – Oeste de Buenos Aires

En esta zona, Algarrobo pareciera tener un mayor potencial para esta zona, aunque ambas variedades tienen un mayor rendimiento cuando se lo compara para Entre Ríos.

El objetivo de este artículo es aportar en una #agriculturainteligente y este trabajo busca enriquecer la discusión y brindar una base para que el productor pueda tomar decisiones basadas en información. Para esto, es imprescindible tener los datos de campo de manera ordenada y sistematizada.

Datos + Conocimiento = #agriculturainteligente, eficiente y sustentable.